Letras Libres, la revista mexicana creada por Enrique Krauze y con edición española, es estupenda. Una mezcla cuidada de ensayo y literatura. Llevo mucho tiempo leyéndola, y ahora me acabo de suscribir. Porque me merece la pena y porque la mejor forma, y quizás la única, de que los buenos proyectos sobrevivan es dándoles apoyo. Y eso quiere decir que hay que poner euros.

letras libres febreroLos dos últimos números, los primeros del año 2013, están llenos de lecturas maravillosas. El de febrero, por ejemplo, está ‘dedicado’ a literatura y blasfemia. Y tiene tres artículos más que recomendables y muy relacionados.

Uno de Salman Rushdie, el que más me ha gustado, titulado “El lenguaje es una libertad“. Algunas citas:

– “Se está extendiendo una cultura de la “ofensa”, también en otros lugares, pero sobre todo en este país: una cultura en la que tu condición de “ofendido” te define. Quiero decir, ¿quién eres si nada te ofende? Probablemente un “liberal”. ¿Y quién querría ser eso?”.

– “‘La libertad no es un té de las cinco. La libertad es una guerra.'” Conservas las libertades por las que luchas; pierdes las libertades que descuidas. La libertad es algo que alguien siempre te está intentando quitar. Y, si no la defiendes, la pierdes“.

– “Somos una criatura que siempre ha usado el lenguaje para expresar sus sentimientos más profundos, y no somos nada sin el lenguaje. El intento de silenciar nuestra lengua no es solo censura. También es un crimen existencial contra el tipo de especie que somos.  Somos una especie que necesita hablar, y no debemos ser silenciados. El propio lenguaje es una libertad. Por favor, no permitáis que la batalla por esa libertad se pierda”.

Otro, mucho más largo, de Ian Buruma, al que leo con atención y un punto de recelo desde hace tiempo. “El liberalismo sitiado“. No estoy de acuerdo con una parte, ni entiendo su obsesión con Ayaan Hirsi Ali, pero está bastante bien.

Y uno de Mighael Ignatieff, moderado en la línea de su ‘maestro’ Isaiah Berlin. Seguramente, demasiado. “Las lecciones de los años de la fetua“.

Pero además, y entre otras cosas, una reseña de “Haciendo historia”, de John H. Elliott, por Julio Crespo.

Una reseña de la “Historia mínima de España”, de Juan Pablo Fusi, por Manuel Arias.

Y un recuerdo de Jeremy Aldeman de Albert O. Hirschman, un sabio

A mí, con estas seis razones, me sobra. Los cinco euros mejor invertidos del mes.

Anuncios