En el anterior post decía que si tenía tiempo antes de irme trataría de escribir una entrada con los libros que me iba a llevar yo para mis vacaciones de verano. No lo tuve, claro. Pero ahora, tras encontrar en un pueblo perdido el mejor wifi en semanas, sí.

Estoy de mochilero por Asia, lo que ha condicionado la elección, el tipo de libro y el formato.

– Ivo Andric: “Crónica de Trávnik“.Magnífico. Realmente bueno. No había leído nada de Andric, pero tendré que seguir. Ambientado en un pueblo de Bosnia en 1806, con la llegada a un país demasiado complicado de los embajadores de Francia y Austria. Descripciones brillantes, vívidas, lentas, duras. De un país difícil, pesado, arisco. De personajes de existencia atormentada, aspiraciones, sacrifico.

– Laurent Binet: “HHhH“. No me gustó nada de nada. Ni la idea ni el tratamiento ni la escritura. Muy decepcionante. El tema (Heydrich y Praga) es tan propicio que…

– Christopher Clarke: “The Kingdom of Iron. The Rise and Downfall of Peussia, 1600-1947“. Llevo apenas 200 páginas, pero me está gustando mucho. Seguimos en el siglo XVII, con los orígenes de su poderío y las interesantísimas luchas de poder entre luteranos, calvinistas y pietistas. Se lee muy fácilmente.

– Jaime Rubio: “El problema de la bala“. Apuesta segura. Sus dos primeras novelas son estupendas y divertidísimas.

– Stendhal: “La cartuja de Parma”. Lo leí a toda prisa en la carrera y creo que no lo disfruté bien. Muy apropiado además tras el de Andric, que concluye precisamente por la misma época.

Los tres primeros, en papel (tapa blanda). Dos los regalé por el camino para no cargar con ellos. Los dos últimos, en ebook.

Actualizaré según avance.

Anuncios