Anoche, el Banco Central Europeo anunció que dejaba de aceptar bonos griegos como colateral. De forma muy resumida y simplificada, colateral es igual a garantías. El BCE presta dinero a los bancos a cambio de garantías, como te ocurre a ti cuando pides dinero a un banco y tienes que presentar un aval.

Como avales, el BCE, por ejemplo, acepta los bonos de deuda pública de los países (entre otras cosas). Bancos griegos compran bonos griegos y con ellos van al BCE y obtienen liquidez. El BCE lo permite salvo si esos bonos (de cualquier país) son ‘bonos basura’. Con Grecia, pese a ser basura, hizo una excepción. Hasta ahora. Dice que si no hay programa de rescate, no puede aceptarlos más. Y Tsipras y Varoufakis han dejado claro que no quieren más rescate ni prórrogas, al menos en las condiciones anteriores.

Así que los bancos griegos sólo tienen ahora acceso a líneas de crédito de emergencia (ELA). Pero se las pueden quitar si quieren también en cualquier momento, pues el BCE tiene mandato y lo decide en función de criterios completamente subjetivos, a voluntad.

Aquí, algunas lecturas interesantes sobre el tema, con perspectivas muy diferentes.

– Karl Whelan: “So what did the ECB just do to Greece? Relax,it’s no big deal. Just some muscles being flexed“.

– Frances Coppola: “What on earth is the ECB up to?“. Muy enfadada.

– Lorcan Roche Kelly: “What the ECB’s Move on Greek Government Debt Is Really All About“.

– Silvia Merler: “ECB collateral damages on Greece. Hopefully manageable liquidity risks but likely unmanageable political consequences“.

–  Dan Davies: “Greece in the penalty box“.

– Simon Nixon: “A Lesson in Reality for Greece’s Leaders” (vía @jorsa76, no lo he terminado de leer).

-Nuño Rodrigo: “Draghi dobla la apuesta“.

Anuncios