Hace unos días, los compañeros de Die Zeit, el semanario alemán, me pidieron un artículo sobre España y la polémica sobre el déficit. Les llegó el debate que había en España y querían saber algo más sobre la posición del Gobierno y, sobre todo, de Pedro Sánchez y Ciudadanos en el cumplimiento de los objetivos pactados con la UE.

Ya puesto, me decían, algo que combinara eso con la situación de bloqueo político y la incapacidad de formar gobierno. Sazonado con la lucha por la “flexibilidad” que se vive en Bruselas cadad día, con la presión francesa, italiana, portuguesa y hasta austriaca.

El resultado es éste: Schuldenabbau, ach wo!

Anuncios